Investigaciones

EL CONGRESO QUE ESTÁBAMOS ESPERANDO Del 25 al 27 de marzo…

por @usechefagua / Kta Useche en Lunes, Marzo 18 2013

I Congreso de la Musica Andina Colombiana

La música andina colombiana, esta extensión maravillosa de vertientes sonoras que dibuja los territorios de las cordilleras y valles interandinos tendrá del 25 al 26 de marzo una cita histórica en el municipio de Ginebra-Valle: el I CONGRESO DE LA MÚSICA ANDINA COLOMBIANA.

En horabuena, y convocado por la Fundación Canto por la Vida, -que por demás estrena una preciosa sede de admirable y persistente logro-, este Congreso inaugurará sin duda un espacio fundamental y necesario para la reflexión y la socialización de valiosas propuestas que nos enriquecerán en múltiples sentidos. Este es un encuentro pensado para conversar y escucharnos; para re-conocernos y afianzar el tan necesario tejido cultural de nuestro quehacer; para sembrar un foro de continuidad que nos fortalezca como colectivo, en esta travesía espiral de la tradición que vamos construyendo.

 Se trata pues, de inaugurar un “Ateneo andino”, del cual debemos apropiarnos felizmente para hacerlo nuestro, dinámico y sobretodo, un referente auténtico y genuino de quienes llevamos y vivimos estas músicas.

 En los últimos 40 años, la dinámica de las músicas andinas colombianas, en lo que tiene que ver con su puesta en escenarios, y luego de aquel periodo de crisis de los años 60-70 donde “se colgó la lira”,  ha sido reimpulsada a través de festivales bajo la modalidad mayoritaria del concurso, eventos que han movilizado a intérpretes y compositores, así como medios de comunicación, pedagogías, escuelas, dinámicas internacionales, políticas de estado y compromisos culturales de la empresa privada, publicaciones, documentaciones, mercados…..De igual manera estos años transcurridos han marcado periodos de transformaciones generacionales y funcionales que señalan hoy un buen momento para revisar el ciclo, y para proponer como sujetos rutas para las políticas culturales en torno al género.

Es oportuno aprender de nuestras experiencias y dialogar acerca de los rumbos que consideramos, deben comenzar a marcar los derroteros de presente y de futuro. Nos llama la responsabilidad de expresarnos en espacios que como este, buscan validar la diversidad de nuestras voces, y de manera organizada plasmar y socializar estratégicamente la memoria del Congreso

Vale recordar, que para participar en este encuentro no se requiere ser “invitado especial” o “ponente”. El Congreso está diseñado de manera tal que, además de escuchar a los facilitadores de las temáticas establecidas, tendremos dinámicas de tertulia y conversación, en la tienda, en el parque, en el río, que contarán igualmente con relatorías que registren las múltiples ideas y propuestas que aquí se darán cita.

Este I Congreso nace con el apoyo de fundaciones e instituciones cercanas a Canto por la Vida que compartimos de manera profunda y desde hace mucho tiempo, la necesidad de consolidad un foro, más allá de los pasillos, las chisgas, o los instantes fugaces que entre festival y festival, logramos intercambiar nuestras opiniones y sentires, nuestros proyectos y anhelos. Pero no es “de nadie”; es de la música y para la música, es decir de quienes nos sentimos parte de ella, involucrados con responsabilidad y compromiso con ella. La mesa está servida, y la puerta está abierta para que nos motivemos a hacer parte de este delicioso convite.

Queridos cantores e instrumentistas, cantautores, trovadores, músicos académicos y de tradición, gestores, comunicadores, estudiantes, coleccionistas, investigadores, melómamos….Gente solidaria que ha apoyado de manera voluntaria los caminos de la música andina colombiana: LOS ESTAMOS ESPERANDO a ser parte activa de este acontecimiento.

Martha Elena Hoyos
Cantautora, Compositora y Diseñadora

Festival Mono Núñez: Entra la Doxa, La Episteme y Los Músicos Colombianos

por Administrator en Mircoles, Julio 04 2012

Festival Mono Núñez: Entra la Doxa, La Episteme y Los Músicos Colombianos

 

http://www.facebook.com/hernando.j.plata

El Festival Mono Núñez ha devenido en pieza clave para entender las músicas andinas colombianas en su desarrollo durante todo el siglo XX, de manera particular en las tres últimas décadas y el comienzo del XXI, cuando este espacio propicia un renovado aliento a unas músicas que habían perdido espacios de mercado y performance, decayendo gradualmente desde el propio inicio de la industria fonográfica y el establecimiento de la radiodifusión en el país.

El FMN, actúa como catalizador de un movimiento musical que al presente ya se sostiene por sí mismo, tanto en las mecánicas de mercado global desde lo local como en los ámbitos académicos, redundando además en dar un cariz profesional a los músicos y agentes culturales que  intervienen en los circuitos de práctica instrumental, composición y producción  del género.

Pero más allá de lo estrictamente musical, como propuesta de estructura  organizativa, de forma paulatina el FMN se desarrolla como un foco paradigmático de política cultural nacida desde un organismo no gubernamental, cuando esto era todavía un tema incipiente en Colombia durante los años 80 y aun en los 90 y apenas se comenzaba a hablar de profesionalización en la administración para la gestión de las empresas culturales.

Al ser escasos los nodos de encuentro cultural como este, al nacer en los años 70, el FMN  deviene de capital importancia por el trasfondo de las guerras de diferente catadura que se enquistan como un moto perpetuo, en un país que necesitaba y sigue necesitando espacios para la expresión democrática de su diversidad, dentro de un Estado que no alcanza a gestarse como nación, cuando estos conceptos ya se disuelven en los vericuetos  de las construcciones simbólicas fragmentadas de la posmodernidad y la globalización.

Reflejo de la cadencia histórica de Colombia, el Mono Núñez encarna la partitura de un deicidio cultural: la autodestrucción de un espacio que había tejido positivamente hasta mediados de los 90 las expectativas de muchos sectores culturales, más allá del interés directo de las personas involucradas en la práctica de las músicas andinas, como escenario para celebrar la diversidad y para pensarse las coordenadas vitales de las músicas locales en el país y las políticas de gestión cultural y educativa desde iniciativas locales, privadas y públicas. 

Sobre esta perspectiva se reconoce a FUNMUSICA, como pionera de la puesta en práctica de acciones administrativas y de gestión cultural novedosas para ese momento, al tiempo de  construir una estructura de reflexión continua sobre la músicas andinas y paralelo a esto, una excepcional organización logística para el evento, que fueron copiadas prácticamente al pie de la letra por una notable cantidad de festivales  emergentes, incluyendo las conceptualizaciones sobre categorías y mecánicas de calificación elaboradas desde su interior para el concurso.

FUNMÚSICA, finalizando la década de los 1980,  llegó más allá en sus acciones, con la organización del centro de documentación del Festival y  la apertura de una escuela de música con programas al principio informales, pero que a partir de 1992 se concretaron en lo que es hoy la Escuela de Música de Ginebra, donde se han desarrollado y consolidado propuestas pedagógicas sobre las músicas colombianas con énfasis en las andinas, propuestas que tienen amplio reconocimiento y valoración en el país y que se proyectan con un gran  porcentaje de cobertura en el sistema educativo local;  con el declive paulatino en la última década de su capacidad de gestión, FUNMUSICA cedió el centro de documentación  y el programa de educación musical  a la Fundación Canto por la Vida donde se encuentran ahora.

El FMN se espeja de esta forma como una cruda metáfora de las coordenadas de la historia republicana de Colombia, evidenciada en la lucha por el dominio de los elementos conformantes del género por parte de una franja de clase social media/alta que no se desprende de sus intereses particulares, sosteniendo un sistema de gustos y sesgos ideológicos que de manera torpe, corta de  tajo la posibilidad de provocar un impacto de espectro social y cultural de gran alcance, en unos territorios donde la muerte, el secuestro, el desplazamiento y en general el horror de la guerra y la desigualdad, urgen la construcción continua de hilos de sentido que aten los grupos humanos y los individuos a la vida en todas sus acepciones.

De manera paradójica, pese a lo anterior, el país se aposenta los últimos años en Ginebra durante el Festival, con sus realidades marginadas y marginales, y con sus mercados y mercaderías [globales] propias, apropiadas y/o re-significadas y/o intervenidas; se arma la fiesta y el carnaval sonoro de la diferencia, con los olores humeantes de sus opulencias culinarias bordeando las calles, discotecas de ocasión y hasta fiestas electrónicas, salsa, reggaetón, música mexicana y género popular. Se echa con esto al piso, todos los argumentos jerarquizantes de nacionalismo y moralización cultural que plantea el concepto patrimonialista del Festival desde la doxa, quedando expuestas sin pundonor alguno las fracturas sociales que se tratan de [en]cubrir inútilmente, con la escayola de los discursos pomposos del país imaginado, sin  barbarie y, sin la visión cercana de la ‘vulgaridad’, la miseria y la violencia consuetudinaria.

Aunque continúa allí, con la inercia de sus discursos, su comercialización, su trasfondo patrimonial y su ‘faticidad’, la fuerza entrópica de este evento gravita en espacios de performance que han ido  conformando los últimos años un Festival alternativo, en términos anglófonos, un ‘Off Festival’. Aquí las expresiones del género se liberan de las ataduras conceptuales oficiales, apreciándose el desarrollo de las corrientes contemporáneas de las músicas andinas, al lado de instancias de mercado que cuentan con espacios de exhibición y venta de producciones fonográficas y editoriales, y escenarios informales de intercambio y de conciertos que posibilitan el encuentro de instrumentistas, compositores y productores.

Se cierra el círculo, reconociendo que como sea este espacio del Festival Mono Núñez y todos los espacios similares, son necesarios para las músicas que se estrenan cada día que pasa en el espíritu de las nuevas generaciones que, han apostado por mirar lo global desde los solares locales, y que pueden cargarlos y enriquecerlos con retoñadas fuerzas cantantes y sonantes: es a las huellas de la memoria sonora que pueblan de signos vitales sus miradas luminosas que se escribe este trabajo.

 

Espacio festivo y tensiones. Festival de Música Andina Colombina ‘Mono Núñez’; trigésima octava versión, año 2012

Espacio festivo y tensiones. Festival de Música Andina Colombina ‘Mono Núñez’; trigésima octava versión, año 2012

Visitar Ginebra en el Valle del Cauca en época de festival, se convierte en una oportunidad para disfrutar de un lugar, en donde además de deleitarse con la gastronomía valluna, los hermosos paisajes y la solidaridad y fraternidad de su habitantes, además se puede vivenciar y aprender acerca de las diferentes músicas colombianas.

La diversificación de espacios festivos, festivales y encuentros, ocurrida a través de los años en el festival, hoy hace que estén presentes de forma paralela al escenario central del concurso en el Coliseo “Gerardo Arellano Becerra”, el Festival de la Plaza, el Encuentro de Expresiones Autóctonas ‘Octavio Marulanda Morales’, los Conciertos Dialogados, el Encuentro de Música Infantil ‘Mateo Ibarra Conde’, la Feria Artesanal, la Tienda del Mono y el Encuentro o Concierto de Música Internacional, donde unos han permanecido en el tiempo con mayor o menor importancia en el marco del Festival de Música Andina Colombiana ‘Mono Núñez’ y otros han aparecido y desaparecido, a discreción de sus organizadores (como ocurrió con el Encuentro de Mujeres).

Lo que es evidente es que estos espacios festivos alternos, cobran importancia a la hora de valorar, analizar y comprender, lo que ocurre con las músicas en Colombia y el mundo, realidad un poco distante del un concurso, que cada vez aporta menos al conocimiento y apropiación de las músicas del país, por parte de la población en general, caracterizándose por su estancamiento y monotonía, salvo contadas excepciones. Aunque para muchos melómanos y melómanas y músicos con posturas tradicionalistas y conservadoras, el concurso continúe siendo el ‘templo de la autentica y verdadera música colombiana’.

En general lo que ocurre en Ginebra, es la expresión de lo que ha ocurrido en el país, por más de 500 años desde la llegada de los españoles, donde una supuesta élite que detenta algo de poder, promueve un sistema de ‘castas’ o ‘estamental’ guardadas las proporciones con la colonia; y en este caso, usa este evento musical y artístico, para apropiarse de algo que es de todas y todos colombianos (la músicas), lo hace cuando por ejemplo, excluye a los sectores populares, presentes en escenarios como el Encuentro de Expresiones Autóctonas ‘Octavio Marulanda Morales’, relegándolos a escenarios secundarios, itinerantes, sin las condiciones mínimas para realizar una buena presentación y sin la posibilidad de actuar en el coliseo al lado de los concursantes, aplicando una política de segregación y exclusión desde 1996, para las personas que son los descendientes de quienes dieron origen a estas músicas, bajo la excusa de que estos músicos de origen popular (campesino, obrero, afro, mestizo e indígena), no están en igualdad de condiciones para la competición con los músicos académicos.

Por tal razón los espacios alternativos, cobran relevancia, para quienes pretenden conocer y analizar a fondo las músicas, pues mientras los más tradicionalistas se envuelven tensiones y discusiones, para excluir a como de lugar a quienes no son ‘dignos’ del coliseo; los demás festivales, encuentros y lugares de interacción artística, aportan un universo más complejo y enriquecedor, que no solo se limita a las músicas llamadas ‘andinas’ que alimentan la ‘academia’, sino que ofrecen, músicas de diversas regiones del país (los llanos orientales, la costa pacífica, la costa atlántica, la amazonía y San Andrés y Providencia), además de músicas de Argentina, Uruguay, México, Inglaterra, Ecuador, entre otros países; haciendo posible ganar mayor comprensión teórica y práctica para músicos y espectadores, sobre la infinita riqueza, diversidad, belleza y versatilidad de las músicas y las artes en el mundo. Convirtiendo este conocimiento en potencialmente útil para el avance social.

Aportando además, algo que algunos en su frenetismo y esquizofrenia no alcanzan a entender, y es que, el festival al igual que los festivales griegos, romanos, célticos y medievales europeos o contemporáneos en buena parte del mundo, tuvieron o tienen una característica invaluable, y es el encuentro, el reconocimiento de los y las otras, el compartir, el intercambio y la solidaridad, donde se teje una urdimbre de suma importancia para la construcción de la sociedad.

Es en el encuentro, donde músicos y espectadores logran compenetrarse sin distinción y es posible construir lazos de interculturalidad, que posibiliten revalorar los demás escenarios, distantes de la competición y en algunos casos del egoísmo y la mezquindad.

Por estas razones y otras más, es agradable y reconfortante visitar Ginebra en los días del Festival, para recargar el espíritu de nuevas y renovadas energías tras haber descubierto o redescubierto nuevas músicas, personas, amigos, comidas, olores, colores y paisajes, en todos aquellos lugares que en su mayoría, no son visibles por medio del programa, ni las bases del concurso, y que deben descubrirse y encontrarse, dialogando y compartiendo, con los ginebrinos, turistas, periodistas, personal de servicios y músicos (nacionales y extranjeros), estrechando nuevos lazos de hermandad, construyendo nuevos referentes de identidad y reconociéndose a sí mismo y a los demás, como distintos e iguales en un mundo diverso.

Agregado en Investigaciones

Se busca afiche: 20 Concurso Nacional del Bambuco "Luis Carlos Gonzalez"

por Carlos Alberto López Giraldo en Mircoles, Febrero 23 2011
preguntaLa Fundación "Luis Carlos Gonzalez" abrió la convocatoria para diseñar el afiche oficial del 20 Concurso Nacional del Bambuco "Luis Carlos Gonzalez" que se realizará en Pereira los dias 4, 5 y 6 de Noviembre de 2011.

¿Quienes pueden participar?

Pueden participar personas jurídicas y/o naturales mayores de 18 años, de cualquier nacionalidad, residentes en el país o en el exterior.

¿Que debe tener?

La imagen debe tener elementos colombianos que identifiquen claramente al bambuco como aire musical colombiano, diferenciando la actividad principal del Concurso como un certamen de intérpretes de éste aire nacional y no una actividad dancística. Por lo tanto se deben de usar imágenes relacionadas con la temática que generalmente abarca la música andina colombiana y en especial el aire nacional llamado bambuco.

¿Hasta cuando?

La fecha límite de entrega es el viernes 1 de abril de 2011 hasta las 5:00 de la tarde.

¿Y los premios?

  • El ganador recibirá $700.000 (Setecientos mil pesos m/cte. en efectivo).
  • Acreditación para asistir las 3 noches al Teatro Santiago Londoño, sede del Concurso.
  • Inclusión en los afiches del nombre del diseñador ganador.
  • Será anunciado por medios de amplia difusión el día 27 de abril de 2011.
  • La obra ganadora será la imagen oficial del 20º Concurso Nacional del Bambuco Luis Carlos González.

Las bases de la convocatoria y los logos que se deben incluir en el afiche se encuentran publicados en la página http://www.concursonacionaldelbambuco.com/ o se pueden solicitar al correo electrónico concursobambucopereira.prensa@gmail.com

Agregado en Investigaciones

27 Festival del Bunde "Gonzalo Sánchez" 2011 en El Espinal, Tolima

por Carlos Mauricio Suárez en Lunes, Febrero 14 2011

festival bundeEl viernes 11 de febrero se dio inicio a una nueva versión del Festival Nacional del Bunde “Gonzalo Sánchez”, un evento que cada año convoca a compositores e intérpretes de este ritmo tradicional de la música andina colombiana en la ciudad de El Espinal, segunda en importancia en el Departamento del Tolima (centro de Colombia). 

En esta ocasión, doce finalistas fueron seleccionados por los jurados para interpretar sus composiciones y escoger a los ganadores entre cuarenta y dos obras participantes. En las instalaciones de la Escuela de Policía Gabriel González se dieron cita músicos de diferentes regiones de Colombia para presentarse en audición privada ante los jurados:  Luis Alberto Aljure, Juan Pablo Hernández y Juan Miguel Sossa, maestros de reconocida trayectoria.

 

Detrás de los seudónimos con los que enviaron las obras se encontraron los instrumentistas y las voces que frecuentan los escasos eventos que estimulan a compositores e intérpretes de estos ritmos tradicionales en el país. Músicos de amplio recorrido  y  jóvenes que  encuentran en estos géneros nuevas formas para su expresión artística se hicieron presentes en el lugar con sus voces, guitarras, tiples y bandolas. 

 La sesión de apertura del festival, programada para la tarde, se prolongó hasta convertirse en una animada reunión de amigos a causa de un fuerte aguacero que caía en ese momento sobre El Espinal. Más tarde la organización del evento  ofrecería un coctel de bienvenida a los asistentes.El sábado 12 se realizó en ¨La Caimanera¨, malecón turístico a orillas del río Magdalena, una primera presentación pública de solistas y grupos, quienes demostraron su versatilidad en la interpretación de temas de repertorio y composiciones propias. El calor intenso y la presencia silenciosa del río Magdalena sirvieron de fondo para una animada sesión que motivó aún más la integración entre los músicos.

En la noche del sábado se realizó la premiación  del festival en la plaza Bolívar de la localidad. Los músicos interpretaron sus creaciones ante los jurados y el exigente público asistente. La alta calidad artística de las obras creó expectativa frente al veredicto final.

Después de unos minutos,  los miembros del jurado subieron a la tarima para dar a conocer los nombres de los ganadores. Destacando la dificultad de la decisión y haciendo algunas  salvedades, como la  de no haber participado en la preselección de los finalistas, dieron su fallo.

Como ganadora del festival fue proclamada la cantautora antioqueña Luz Marina Posada, quien se presentó bajo el seudónimo “Zamir Luna”.  Su composición “Amarillo, azul y rojo’ también recibió el galardón a mejor composición en aire de bunde.

La agrupación bogotana “Oí” recibió el premio a la mejor interpretación y su composición en ritmo de bambuco “un día más” recibió el segundo premio del certamen,  sumando también dos galardones.
Los otros trabajos premiados fueron  en su orden: tercer puesto, el bunde ‘Espinal’, presentado por Juan Pablo Rodríguez; cuarto puesto, el bambuco ‘Al final’ con autoría  de Luis Ricardo Rodríguez, de Ibagué; quinto puesto, “Solo te vuelvo a amar’, pasillo del compositor bogotano Ricardo Alfonso Parra,  y el sexto premio lo recibió  el vals ‘Tú lo quisiste así’ de la ibaguereña Martha Elena Díaz Peña.
Hubo expresiones de alegría entre los ganadores, pero también algunas voces de reclamo entre participantes y asistentes: la idoneidad de los jurados pudo haber dado cuenta de la calidad técnica de las composiciones premiadas con criterio académico, pero no logró representar la valoración del bunde como ritmo popular y patrimonio cultural de la región, elemento que podría haber sido considerado como criterio para la premiación. 

 El festival pudo considerarse un éxito para la organización por el alto nivel musical exhibido por los participantes, sin embargo queda un sin sabor que debe llevar a considerar la revisión de las bases y procedimientos del concurso, una mayor diversidad en la conformación del jurado para que se juzguen otros criterios y el fortalecimiento del festival como entidad autónoma, independiente de la administración municipal de turno.

CUADRO DE GANADORES

Primer puesto "Amarillo, Azul y Rojo" - bunde compositora Luz Marina Posada interpretada por Luz Marina Posada

Mejor composición de bunde Luz Marina Posada con el bunde "Amarillo, Azul y Rojo"

 

 

 

 

 

 

 

Segundo puesto: Un día más- bambuco, compositores Luís Hermida, Faber Grajales y Juan Consuegra, ciudad de origen: Bogotá, interpretada por el grupo Oí

Mejor interpretación: ·Grupo Oí

 

 

 

 

 

 

 

 

Tercer puesto: Espinal - bunde- compositor: Juán Pablo Rodríguez, ciudad de origen: Neiva, Huila interpretada por  el grupo Son Tres

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuarto puesto: Al Final - Bambuco- Compositor Luís Ricardo Rodríguez, ciudad de origen: Ibagué, interpretada por la agrupación  Academia Gran Colombia

 Quinto puesto: Solo te vuelvo a amar - Pasillo Compositor: Ricardo Alfonso Parra ciudad de origen: Bogotá, interpretada por el grupo Voz con dos

agrupación Voz con Dos

 

 

 

 

 

 

 

 

Sexto puesto: Obra Tú lo quisiste así - Vals - Compositora Martha Elena Díaz ciudad de origen Ibagué, Tolima interpretada por la agrupación Dueto la Aldea


una gran felicitación para todos los participantes y los galardonados y a los organizadores La Alcaldía municipal de El Espinal, la Casa de la Cultura y la Fundación Horizontes del Mañana.

Iremos publicando nuestrá crónica completa de fotos, videos de este interesante evento

Para escuchar los podcast de las entrevistas realizadas por el periodista Carlos Mauricio Suárez al compositor Fernando Salazar y al músico Carlos Castro, en el marco del Festival HAZ CLICK EN LA IMAGEN

Fernando Salazar Wagner- Compositor Vallecaucano

"Hay que darle a conocer la música andina colombiana a los jóvenes" Fernando Salazar Wagner

 

 

 

 

 

 

 

 

Carlos Castro - Músico caleño

Carlos Castro: Un Rockero enamorado de la música andina colombiana

Agregado en Investigaciones

27 Festival Nacional del Bunde en El Espinal

por Dora Corita Rojas en Jueves, Enero 20 2011
afiche festival bunde 2011Ya se inicia el año en materia cultural, y uno de los festivales que abre el panorama nacional es el Festival Nacional del Bunde "Gonzalo Sánchez" realizado en el municipio tolimense de El Espinal. Este año la cita será el 11, 12 y 13 de febrero entre compositores, intérpretes y arreglistas de la música andina colombiana en torno a las propuestas compositivas y en honor al "Bunde" ritmo montañero de origen español e indígena. Este evento, organizado por la Alcaldía y la Casa de la Cultura de El Espinal, es un evento concertado por el Ministerio de Cultura. A continuación encuentre las bases y click aquí para conocer las obras seleccionadas al concurso de composición.

del concurso.   


27º FESTIVAL NACIONAL DEL BUNDE “Gonzalo Sánchez”Febrero 11, 12 y 13 de 2011
Objetivo: Rendir tributo e incentivar la creatividad y difusión de los aires musicales de la región andina, con la participación de autores y compositores del país que se convertirán en los embajadores del municipio de El Espinal ante el escenario musical colombiano.
BASES DEL CONCURSO
1. Pueden participar autores y compositores colombianos residentes en el país o fuera de el y los extranjeros residenciados en Colombia con mínimo tres (3) años de antelación al concurso.
2. Las obras que se presenten al concurso deben tener letra y música representativas del folclor andino colombiano como: Bambuco, bunde, sanjuanero, pasillo, caña, guabina, rajaleña, torbellino, danza, vals y rumba criolla; es decir, del área de los siguientes departamentos: Norte de Santander, Santander, Boyacá, Cundinamarca, Tolima, Huila, Caquetá, Antioquia, Caldas, Risaralda, Quindío, Cauca y Nariño.
3. Cada compositor solo puede participar con una (1) obra inédita, que no sea plagio, que no haya sido grabada fonográficamente, ni difundida por algún medio de comunicación.
4. Cada concursante deberá enviar el tema en partitura registrada ante notaría, firmada con seudónimo y grabada en un CD; Las partituras deben ser escritas en grafismo claro, para esto se sugiere que sean realizadas a computador en el programa “finale” y obligatoriamente la trascripción debe ser fiel a la grabación, una falla en ella es causal de exclusión del festival.
5. Las obra deben ser remitidas en dos sobres cerrados así:

Sobre 1: Debe contener el CD con la grabación, partitura y seudónimo del participante. Este sobre será abierto por el Comité Técnico de Selección de las 12 obras finalistas.

Sobre 2: Debe contener los datos del solista o grupo que defenderá la obra en concurso a modo de hoja de vida para medios de comunicación, fotocopias de cédula de ciudadanía, tarjeta de identidad o registro civil en caso de ser menores de edad, fotocopias de afiliación a EPS, ARS u otras de los participantes. Este sobre será abierto por las Directivas del Festival, cuando la obra sea seleccionada entre las finalistas para efectos de organización.
Sobre 3: Debe contener datos del autor o compositor, fotocopia de la cédula de ciudadanía, tarjeta de identidad o registro civil en el caso de ser menor de edad. Este sobre deberá estar debidamente sellado y marcado con el seudónimo y será abierto la noche de la final del Festival por el Jurado Calificador.
Los tres (3) sobres deberán ser embalados en un solo sobre, debidamente marcados y enviados por correo o entregados personalmente a la Casa de la Cultura, carrera 6 calles 2 y 3 Parque Hernando Tello de El Espinal Tolima.
6. Las inscripciones se cerraran el miércoles 2 de febrero de 2011 a las 6:00 p.m.; Se tendrá en cuenta el sello de correos o los comprobantes respectivos.
7. El Festival designará un Comité Técnico de Selección que escogerá las doce obras finalistas y dará a conocer este fallo antes del 5 de febrero de 2011, posteriormente se le comunicará de manera inmediata a los participantes clasificados.
8. El jurado calificador tendrá en cuenta letra y música de la obra e interpretación de la misma.
9. Las obras serán presentadas por un solista o agrupación musical (duetos, tríos, cuartetos, quintetos o sextetos), que el compositor clasificado designe; dicha interpretación es aceptada con instrumentos típicos de la región andina, que pueden ser: tiple, guitarra, bandola, flauta de caña, tambora, chucho, puerca, esterilla o maracas. No se admitirá la inclusión de instrumentos electrónicos a excepción del “bajo eléctrico”.

10. Los integrantes de las agrupaciones musicales o intérpretes que presentarán las obras no podrán tener una edad inferior a los 16 años. Serán descalificadas las obras cuyos intérpretes no estén presentes cuando sean llamados hasta por segunda vez para su ejecución y cuando se compruebe que estén bajo el efecto de bebidas embriagantes o alucinógenos.
11. Las doce (12) obras finalistas deben ser ejecutadas en audición privada ante el jurado calificador el día viernes 11 de febrero de 2011, a partir de las 3:00 p.m. en un auditorio que disponga la organización. A esta audición solamente tendrán ingreso los miembros de Honorable Jurado Calificador, los compositores, solistas o grupos que defienden las obras finalistas, el Director Musical del Festival, el Maestro Gonzalo Sánchez Reyes y los técnicos de sonido.
12. La final del concurso se llevará a cabo la noche del sábado 12 de febrero de 2011 en el Parque de Bolívar del municipio de El Espinal.
13. Los solistas o agrupaciones participantes en el Festival deberán interpretar 2 obras variadas del folclor andino colombiano, en una retreta musical que se realizará la mañana del sábado 12 de febrero de 2011 En esta presentación artística se calificará el 50% del concurso de interpretación que se realizará en el marco de este evento.
14. El Honorable Jurado Calificador estará integrado por tres (3) personas idóneas de reconocido prestigio musical en el orden nacional, de igual número de departamentos, no vinculados a entidades comerciales de la música, sus fallos son inapelables y constarán en actas publicadas, que reposarán en el archivo de la Casa de la Cultura de El Espinal Tolima.
15. Ninguna de las doce (12) obras finalistas podrá volver a concursar en el Festival Nacional del Bunde “Gonzalo Sánchez”.
16. Las doce (12) obras finalistas quedarán en el archivo de la Casa de la Cultura, la cual se reservará el derecho de publicación, respetando el derecho de sus autores y compositores.
17. Las obras no seleccionadas podrán ser retiradas a solicitud de sus autores o compositores personalmente o por escrito
18. Habrá mención de honor para las doce (12) obras finalistas.

DERECHOS DE DIFUSION 
Con el solo diligenciamiento del formulario de inscripción los concursantes ceden al Festival Nacional del Bunde “Gonzalo Sánchez” los derechos de interpretación, y los autores y/o compositores de la obra inédita que resulte ganadora ceden los derechos de autor para que ésta pueda:
a. Autorizar la transmisión del evento por radio y/o televisión, tanto en directo como en diferido.b. Editar y comercializar por primera vez, CDs, Videos, etc. Que contengan la participación de los concursantes durante los días del evento.
Los participantes aceptan expresamente esta cesión de derechos y exoneran a la Alcaldía de El Espinal ante reclamos de terceros que se sientan afectados por las citadas transmisiones y/o publicaciones. 
19. La participación en el concurso supone la aceptación de estas bases. 
20. No podrán participar en el 27º Festival Nacional del Bunde “Gonzalo Sánchez”, los miembros del Comité Organizador ni sus familiares directos.
OTRAS CONSIDERACIONES 
- La Organización del Festival recomienda como indumentaria para las presentaciones ante el público el uso de trajes típicos autóctonos de la región que representan y representativo de los mismos; Y en su defecto se exige traje de gala.
- La Organización del Festival, prohíbe asir el micrófono por parte de los intérpretes concursantes durante su presentación en público.

La Organización del Festival asumirá el alojamiento, alimentación, transporte interno y guía de los concursantes que estén debidamente acreditados,  desde el medio día del viernes 11 hasta la mañana del domingo 13 de febrero de 2011.

Nota: No se responderán por terceras personas, ajenas a los inscritos que intervengan en el marco del Festival; y a la vez se rectificara al momento  de las presentaciones en tarima.

PREMIACION

Primer puesto                     $4.500.000

Segundo puesto                  $3.500.000

Tercer puesto                     $2.000.000

Cuarto al sexto puesto       $1.000.000
Mejor composición de bunde $4.000.000
Mejor interpretación          $2.000.000

Agregado en Investigaciones

Clasificados al 19 Concurso Nacional del Bambuco Luís Carlos González

por Dora Corita Rojas en Martes, Septiembre 07 2010

Anexo encontrarán comunicado de prensa con la información de los intérpretes y obras inéditas clasificadas para participar en el próximo mes de octubre, los días 29, 30 y 31 en el 19° Concurso Nacional del Bambuco Luis Carlos González. Toda la información en www.concursonacionaldelbambuco.com.

Agregado en Investigaciones

Nocturnal Santandereano en el 42 Festival de Plectro de La Rioja, España

por Dora Corita Rojas en Martes, Septiembre 07 2010
Con gran alegría y orgullo les contamos que la agrupación Nocturnal Santandereano, ganadora de la I Bienal de Música Colombiana organizada por el teatro de Bellas Artes de Bogotá, estuvo representando a Colombia en el 42 Festival Internacional de plectro de La Rioja realizado del 30 de agosto al 4 de septiembre.
Agregado en Investigaciones
1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9